En la ciudad estadounidense de Newton (Texas), una pareja encontró al lado de la carretera una serpiente. Sin embargo, cuando comenzaron a filmarla, se dieron cuenta que tenía algo en su interior. Segundos después el reptil empezó lentamente a escupir a otra serpiente que se había tragado y luego escapó hacia los arbustos.