México, 11 jun (EFE).- La selección mexicana empató este domingo por 1-1 ante la de Estados Unidos en el estadio Azteca, mantuvo el invicto en seis partidos en la eliminatoria de la Concacaf y dejó para después la reserva de su boleto para la Copa del Mundo Rusia 2018.

Con 14 puntos de 18 posibles, México ocupa el primer lugar de la eliminatoria y tiene ocho de ventaja sobre Panamá, cuarto con seis puntos y que el martes recibirá a Honduras, mientras que Estados Unidos se quedó en el tercer puesto con ocho unidades, mismas que Costa Rica, segundo por mejor diferencia de goles.

 

El medio campo estadounidense Michael Bradley abrió el marcador en el minuto seis, pero el mexicano Carlos Vela empató en el 23.

Fue un duelo en el que los mexicanos se repusieron tras el gol en contra y en el que no resolvieron en los momentos clave aunque tuvieron suficientes oportunidades, mientras que los visitantes sorprendieron y soportaron la presión de los locales en los minutos finales.

Bradley le robó el balón a Javier “Chicharito” Hernández adelante de la media cancha, condujo el balón unos metros y desde los tres cuartos disparó con la derecha, con potencia y por arriba, para superar a Ochoa, a quien tomó adelantado.

El gol silenció el estadio Azteca que despertó con el sonoro grito de la tribuna estadounidense.

Con el gol en contra, México no se desesperó e intentó la reacción con llegadas de Jonathan dos Santos y del Chicharito, pero fue Carlos Vela, quien consiguió el empate con un disparo desde afuera del área, por el centro tras un recorte por la derecha, para patear con la izquierda y mandarla al base del poste para así firmar el contragolpe.

Antes del gol de Vela, Estados Unidos pisó el área mexicana y tuvo el segundo gol en los pies de Bobby Wood, pero éste falló a unos metros y México respondió con el contragolpe.

Para el segundo tiempo, el planteamiento de los estadounidenses fue defenderse en su campo y aunque salió con algunos pases largos permaneció a la espera de un contragolpe.

México estuvo cerca del 2-1 pero en el tiro libre que cobró Héctor Herrera el balón, que ya había superado al portero Brad Guzan, se estrelló en el travesaño.

Bradley respondió con un disparo cruzado que también pegó en el poste y que ya había superado al guardameta Guillermo Ochoa y México enlazó pases en el área con Vela e Hirving Lozano, pero éste último no pudo filtrar el balón entre la defensa visitante, más tarde Javier Aquino no pudo conectar el balón en el segundo poste.

No fue un mal negocio para Estados Unidos que llegó como víctima al Azteca y rescató el empate.

Tras el partido, México viajó rumbo a Rusia para representar a la Concacaf en la Copa Confederaciones que iniciará el próximo sábado en Rusia.

La eliminatoria de la Concacaf entrará en una pausa y volverá a la actividad el 1 y 5 de septiembre cuando el líder México reciba a Panamá y visite a Costa Rica, respectivamente, en la séptima y octava jornadas.