Phoenix (AZ), 15 jun (EFEUSA).- El rescate de una mujer que fue abandonada por un “coyote” dentro de una ambulancia cerca de la frontera de Nogales, en Arizona, pone en alerta a los miles de indocumentados que diariamente buscan cruzar a Estados Unidos, sin prevenir los riesgos que enfrentan.
“Tratamos de hacerlos entender para que no crucen bajo estas temperaturas, porque a diario tenemos casos que los dejan abandonados en el desierto, encerrados en casas de seguridad, pero nunca había visto un caso tan dramático como este”, relató a Efe Gilda Irene Esquer Félix, representante legal del Albergue para Migrantes San Juan Bosco en Nogales, Sonora.

EFE/EUA CARIBE SHM100 – LAREDO (TX, EEUU), 20/04/2017.- Agentes de la Unidad de Búsqueda, Trauma y Rescate de la Patrulla Fronteriza simulan un rescate durante una jornada de muestra para medios realizada hoy, jueves 20 de abril 2017, en Laredo, Texas. . EFE/Alex Segura

La Policía de Nogales logró rescatar a Ángeles Mariano, de 26 años, que permaneció más de 40 horas encerrada en el vehículo y logró avisar un teléfono celular con el que habló con su familia en Puebla (México) durante el viaje.
El pasado miércoles por la noche cruzaron a Estados Unidos y el contrabandista le dijo que se escondiera en un compartimiento en la parte baja de la ambulancia.
Al ver que nadie la sacaba de allí, el jueves por la mañana llamó a su hermano a Puebla para pedir ayuda, quien viajó 36 horas a la frontera en Nogales, para contactarse con agentes fronterizos y denunciar la desaparición de su hermana.
De acuerdo al Departamento de Policía de Nogales, la migrante sobrevivió milagrosamente con una mínima cantidad de agua por más de 40 horas encerrada en el compartimiento de aluminio de 4 por 4 pies (1,22 metros cuadrados).
“Tuvo suerte, la que no tienen otros migrantes, ya que desde que hacen contacto con los polleros están arriesgando sus vidas. La única manera de evitar las tragedias es que no crucen ilegalmente, esa mujer se salvó, pero no todos corren con la misma suerte”, dijo Esquer, quien hace 35 años dirige el albergue que recibe a 40 migrantes diariamente.
El Departamento de Policía de Nogales describió en su comunicado el esfuerzo conjunto que se tuvo que llevar a cabo junto al hermano de Ángeles y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos.
La policía reportó que encontró a Ángeles en la ambulancia estacionada dentro de un patio cerrado en el área industrial de Freeport en Nogales.
Fue tratada por deshidratación y llevada a un hospital cercano, donde se recuperó completamente.
Las autoridades informaron a su hermano del rescate y le indicaron que sería mantenido al día sobre el proceso de deportación de Ángeles.