El subsecretario de los Estados Unidos para la seguridad y lucha antinarcóticos, William Brownfield durante una audiencia en la que también participó el senador Marco Rubio, advirtieron al gobierno de Juan Manuel Santos de un inminente problema político entre ambos países, si el gobierno colombiano no toma inmediatamente contundentes acciones para la erradicación de los cultivos ilícitos de coca.

“Si no llegamos a una solución aceptable para ambos países bastante pronto, vamos a ver problemas políticos bilaterales y eso es lo que quiero evitar” aseguró Brownfield.

De igual manera tocaron el tema de las relaciones que mantiene Colombia con Venezuela en éste asunto, ya que según los funcionarios de la Casa Blanca la mayor parte de los cargamentos que se producen en Colombia transitan por Venezuela hacia su destino final que es Estados Unidos, Rubio resaltó que Colombia tiene que mirarse en el espejo de Venezuela con respecto a las sanciones que hoy reciben funcionarios venezolanos por el tema del narcotráfico.