Miami, 5 oct (EFEUSA).- La tormenta tropical Nate, que hoy alcanzó la costa de Nicaragua, se ubica sobre el este de Honduras y produce importantes lluvias en buena parte de Centroamérica, donde ya se contabiliza más de una decena de muertos, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (NHC).
En un boletín emitido a las 8 pm EST, el NHC indicó que Nate tiene vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 kilómetros por hora), con rachas de mayor intensidad.

MIAMI (FL, EEUU), 05/10/2017.- Gráfico cedido que muestra hoy, jueves 5 de octubre de 2017, la trayectoria de tres días de la tormenta tropical Nate, que se mueve a 8 millas por hora (13 hm/h) hacia el noroeste.  EFE

La décimo quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica se mueve a 10 millas por hora (17 hm/h) hacia el nornoroeste y se espera que mantenga esta trayectoria en los próximos dos días, acompañado de una mayor velocidad de traslación.
El ciclón se encuentra a unas 45 millas (75 km) al oeste de Puerto Lempiras, en Honduras, y a unas 390 millas (630 km) al sursureste de Cozumel, en México.
Nate continuará la noche de hoy moviéndose sobre el este de Honduras para salir luego nuevamente al mar Caribe, donde podría fortalecerse, y dirigirse posteriormente hacia la Península de Yucatán (México), área que se vería impactada a últimas horas de este viernes, indicó el CNH, con sede en Miami (EE.UU.).
El ciclón está afectando partes de América Central, en donde las autoridades ya han reportado las primeras víctimas mortales.
Costa Rica, cuyo presidente, Luis Guillermo Solis, ha declarado emergencia nacional por las fuertes lluvias e inundaciones generadas por la tormenta tropical, informó hoy que se han registrado al menos siete muertos, entre ellos dos nicaragüenses y una niña de 3 años.
El Gobierno de Nicaragua confirmó que 4 personas murieron y otras 9 están desaparecidas a consecuencia de los efectos de este ciclón.
Los meteorólogos estiman que la tormenta tropical volverá a tomar fuerza en aguas del Caribe antes de llegar a México y, tras salir el sábado al Golfo de México, se podría convertir en un huracán horas antes de alcanzar la costa de EE.UU., donde podría tocar tierra en Luisiana, Misisipi, Alabama o el extremo noreste de Florida.
Mientras tanto, dejará hasta el viernes acumulaciones de lluvia de hasta 20 pulgadas (762 milímetros) en Nicaragua, de 20 pulgadas (508 milímetros) en Costa Rica, Panamá y zonas orientales de Yucatán, de hasta 8 pulgadas (508 milímetros) en Honduras y Belice.
Los expertos prevén que estas fuertes lluvias, que podrían provocar riadas y deslizamientos de tierra, alcancen zonas alejadas del centro de Nate y alcancen la costa pacífica de Centroamérica.
Los vientos de fuerza de tormenta tropical, superiores a 39 millas por hora (63 km/h), se sentirán en Nicaragua y Honduras durante el día de hoy y la próxima madrugada, mientras que en México podrían darse condiciones de huracán a partir del viernes.
La actual temporada de huracanes está siendo muy activa, con ocho huracanes, cinco de ellos de categoría mayor en la escala Saffir-Simpson (3, 4 y 5), el mayor número desde 2005, con la formación de Harvey, María, Irma, Lee y José.