(EFE) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado que tiene la intención de permitir la publicación de documentos clasificados del gobierno sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy, “sujeto a la recepción de más información”.

El tuit de Trump llega cuando se acerca el fin del plazo del 26 de octubre definido en la ley por el Congreso de Estados Unidos que ordena la difusión pública de los documentos todavía secretos, incluyendo los archivos del FBI y de la CIA, prohibiendo cualquier acción del presidente para bloquear la liberación de ciertos documentos.

“Sujeto a la recepción de más información, permitiré, como presidente, que se abran los largamente bloqueados ARCHIVOS JFK”, dijo Trump, dejando abierta aparentemente una posibilidad de que algunos documentos puedan seguir retenidos.

La Casa Blanca dijo en un comunicado a Politico a principios de esta semana que estaba trabajando “para asegurar que la máxima cantidad de información pueda ser liberada al público” para la fecha límite de la próxima semana.

El propio Trump no es ajeno a las controversias y teorías conspirativas que han rodeado al asesinato del 35 presidente de Estados Unidos.

Durante la campaña de 2016, Trump hizo el señalamiento infundado de que el padre de su rival republicano Ted Cruz estaba asociado al asesino de Kennedy, Lee Harvey Oswald, una acusación de la que nunca renegó ni se disculpó.

Historiadores que han estudiado el asunto no creen que los documentos lleven a ninguna nueva conclusión explosiva sobre el asesinato de Kennedy, pero los archivos podrían ofrecer más luz sobre algunas facetas de la investigación y de un misterioso viaje de Oswald a México semanas antes del crimen. Algunos han expresado preocupación porque los documentos resulten embarazosos para México y afecten las relaciones entre ese país y Estados Unidos.

Trump puede retener la publicación de ciertos documentos si cree que su liberación puede causar daño a la inteligencia de Estados Unidos, a sus agencias de seguridad, el ejército o las relaciones exteriores.

“No habrá ninguna prueba ahí”, dijo a EFE Gerald Posner, autor de “Caso Cerrado: Lee Harvey Oswald y el Asesinato de JFK”. “Pero si alguien cree que esto pondrá de cabeza el caso y que mostrará repentinamente que hubo tres o cuatro tiradores en Dealey Plaza, no es el caso”.