Corea del Norte disparó un misil balístico este miércoles en la madrugada, hora local, según dijo el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

Japón dice que cree que el misil de Corea del Norte “posiblemente” podría caer en la zona económica.

El misil no identificado fue detectado a las 3:17 a.m. desde Pyonsong, en la provincia sur de Pyongan, viajando hacia el este, añadieron las autoridades de Corea del Sur.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dice que el ejército surcoreano llevó a cabo un “simulacro de ataque con misiles de precisión” alrededor de las 3:23 am (local) en respuesta al lanzamiento de misiles de Corea del Norte.

El ataque con misiles coincidió con la distancia de vuelo del misil norcoreano, y aterrizó en aguas frente a la costa este de Corea del Sur, y que fue simultáneo al lanzamiento de Corea del Norte.

Funcionarios de Defensa e Inteligencia de EE.UU. habían empezado a sospechar por qué Kim Jong-un no había hecho otra prueba de misiles en casi dos meses.

Antes de la prueba de este miércoles, Corea del Norte había disparado 22 misiles sin cabezas nucleares activas durante 15 pruebas desde febrero. Los oficiales de EE.UU. dicen que Corea del Norte sigue desarrollando sus misiles con gasolina y motores, así como sus sistemas de guía.

EE.UU. cree que Pyongyang podrá miniaturizar una cabeza nuclear en un misil para 2018, lo que en teoría le daría la capacidad de lanzar un misil con una ojiva nuclear para atacar EE.UU..

En Guam, territorio de EE.UU. en el Pacífico, la Oficina de Seguridad Nacional dijo que no había una amenaza inminente.

En agosto la agencia estatal de Corea del Norte KCNA reportó que los militares de Corea del Norte tendrían un plan para enviar misiles Hwasong 12 hacia Guam “a mediados de agosto y reportarlo al comandante en jefe de la fuerza nuclear de la República Popular Democrática de Corea y esperar su orden”.

El presidente de EE.UU. Donald Trump anunció al 20 de noviembre que designó a Corea del Norte como un Estado patrocinador del terrorismo, según un informe conjunto.

El país había sido eliminado de la lista de patrocinadores estatales de terrorismo en 2008, pero voceros del gobierno de Trump señalaron en las últimas semanas que el presidente reflexionaba sobre la posibilidad de volver a incluir a Corea del Norte.