Los retuits de Trump de videos antimusulmanes de un grupo extremista británico generó un torbellino político en Gran Bretaña. Parlamentarios de ese país piden la cancelación de la visita del presidente de Estados Unidos y hay quienes temen que hasta la reina se vea en aprietos diplomáticos.