El quarterback de los Eagles Nick Foles lanza el ovoide en la primera mitad del partido ante los Vikings de Minnesota, el 21 de enero de 2018 en Filadelfia. EFE

FILADELFIA

Nick Foles lanzó para tres touchdowns y los Eagles de Filadelfia hicieron una gran jugada tras otra el domingo para ganar el título de la Conferencia Nacional en una sorprendente paliza de 38-7 sobre los Vikings de Minnesota.

Ahora los Eagles irán a su primer Super Bowl desde 2005 frente al equipo que los derrotó en ese entonces, Nueva Inglaterra, actual campeón de la Conferencia Americana.

Foles llegó muy inspirado, con pases para 352 yardas en un desempeño que podría hacer que los seguidores de Filadelfia ya no extrañen tanto al lesionado Carson Wentz.

Una devolución espectacular de 50 yardas de Patrick Robinson tras interceptar un pase le dio un buen arranque a Filadelfia (15-3). Luego Foles y su ofensiva despedazaron a la mejor defensiva de la liga, con largos pases de anotación a Alshon Jeffery y Torrey Smith.

LeGarrette Blount recorrió 11 yardas para anotar cuando las cosas ya estaban decididas en la primera mitad, y ahora los Eagles se dirigen a un partido por el título de la NFL que los Vikings (14-4) esperaban fuera en su propio estadio.