MADRID

Lionel Messi y Luis Suárez aportaron los goles con los que el Barcelona derrotó el jueves 2-0 al Espanyol para instalarse en las semifinales de la Copa del Rey por octavo año consecutivo.

El Barsa había perdido el encuentro de ida por 1-0 la semana pasada, pero emparejó rápidamente el marcador global por medio de un cabezazo del uruguayo Suárez a los 9 minutos del encuentro realizado en el Camp Nou. Messi colocó en ventaja a los locales a los 25, y el Barcelona supo enfriar el encuentro para evitar el tipo de sorpresa que dejó fuera del certamen al Real Madrid, eliminado la víspera por el Leganés.

“Messi ha cogido la responsabilidad de coger el balón y aguantarlo, de hacer que pasara el tiempo”, destacó el entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde. “Al final hay que saber jugar con esa presión y tensión, y lo hemos hecho. El Espanyol ha estado metido en la eliminatoria hasta el último minuto”.

Con ello, se mantuvieron vivas las posibilidades de que el club catalán conquiste el título de este certamen por cuarta vez consecutiva.

Los otros equipos clasificados a las semifinales son Sevilla, Valencia y Leganés, que se impuso el miércoles en el Santiago Bernabéu. Valencia eliminó por penales al Alavés, finalista del año pasado, mientras que Sevilla doblegó al Atlético de Madrid.

El sorteo para definir los encuentros se realizará el viernes. Los duelos de ida están previstos para la próxima semana.

El cotejo marcó el debut del brasileño Philippe Coutinho, nuevo fichaje del Barcelona, quien ingresó en el segundo tiempo, como reemplazo de Andrés Iniesta.

Coutinho llegó procedente del Liverpool a comienzos de este mes, pero no había participado en encuentro alguno, debido a una lesión muscular en la pierna derecha. Se le fichó por 160 millones de euros (192 millones de dólares en el momento en que se pactó la transferencia), con lo que es el jugador más caro del Barcelona en la historia.

“Tenemos esperanzas en Coutinho, nos va a venir bien en nuestro juego”, confió Valverde. “Nos puede ayudar porque tiene desparpajo, uno contra uno, ve el jugador libre y tiene disparo o asistencias. No era una situación sencilla, pero ha entrado bien”.

Mejor estuvieron Messi y Suárez, quienes se han combinado para anotar al menos un gol en cada uno de los seis últimos partidos del Barcelona.

El argentino ha conseguido 10 tantos en sus últimos 11 cotejos, mientras que el uruguayo acumula 11 goles en nueve compromisos.

Antes del partido, el Barsa rindió un homenaje al argentino Javier Mascherano. El zaguero se marcha del club luego de ocho campañas, para jugar en China.